¡Los potentes y fabulosos beneficios de la jícama!

¡Los potentes y fabulosos beneficios de la jícama! 1
¡La jícama, tu aliado en la salud!

Si eres de México probablemente hayas consumido al menos una vez jícama, pues esta raíz tuberosa comestible es originaria del país norteamericano. Esta planta leguminosa, también conocida como pelenga o nabo mexicano, se cultiva mayormente en climas cálidos en México, el sur de Asia, el caribe y las regiones montañosas de los andes.

Esta posee la cualidad de ser un alimento muy importante y versátil, su carne es particularmente crujiente, sólida y blanca. La jícama tiene un sabor similar al de una manzana, cabe resaltar que la piel de esta no es para el consumo, sólo su carne, dado que la piel de esta es dura, gruesa y se considera una toxina orgánica llamada rotenona.

Al momento de escoger estos tubérculos en el mercado es recomendable conseguir los que estén más firmes y redondos. Se aconseja almacenarlos en lugares fríos y oscuros, y en la nevera o refrigerados cuando estos sean rebanados.

Esto conservará las jícamas hasta por cuatro semanas, pero no se deben dejar allí por mucho tiempo, pues con el transcurrir del mismo, el almidón de las jícamas se convierte en azúcar. La jícama es bastante versátil y se puede consumir de diversas maneras, como en sopas, guisados, ensaladas, etc. Todo está en la imaginación y creatividad que se tenga en la cocina.

Este tubérculo recibe el nombre botánico de “Pachyrhizus erosus”, y de su planta sólo son comestibles las raíces, el resto de la planta no se debe consumir. Por lo general, la planta de la jícama se puede sembrar durante todo el año, pero los meses más adecuados son en el periodo entre diciembre y junio, en el hemisferio norte.

En México, los principales estados productores de jícama son Michoacán, Morelos, Guanajuato y Nayarit. En este país es bastante común consumir las jícamas cortadas, acompañadas de chile en polvo, jugo de limón y un toque de sal.

Cultivo de la jícama.

Su planta se desarrolla mejor cuando esta se mantiene expuesta al sol, las lluvias no son favorables al momento de su cultivo y crecimiento, por lo que se deben sembrar en climas cálidos y secos. Las jícamas cultivadas en verano son las de mejor sabor, aunque por lo general son más pequeñas.

Como dato curioso con respecto a su siembra, cabe destacar que la jícama genera su propio insecticida natural, en la vid por encima del suelo, lo que es ideal ya que tiene su propio sistema de defensa contra las plagas que pueden afectar su cultivo y cosecha.

¡Los potentes y fabulosos beneficios de la jícama! 2
El cultivo de la jícama

Tipos de jícama.

Existen dos tipos de jícama, su diferenciación se hace por el jugo que estas producen y por la forma de su raíz, los dos tipos son las jícamas de leche y las jícamas de agua.

  • Jícamas de agua: El líquido que estas desprenden es acuoso, y su raíz es redondeada.
  • Jícamas de leche: Su jugo es lechoso, es decir, de color blanco y espeso, y su raíz es larga.
¡Los potentes y fabulosos beneficios de la jícama! 3
Tipos de jícama

Estudios llevados a cabo sobre la jícama.

La jícama contiene inulina, lo que la hace ser un alimento capaz de reducir el riesgo de desarrollar cáncer de colon, esto según un estudio publicado en el año 2005, en el Diario Británico de la Nutrición. Dicho estudio afirma que los alimentos que contienen inulina pueden prevenir este tipo de cáncer.

Esto gracias a que la inulina logra disminuir el impacto tóxico en los intestinos que genera la exposición a los carcinógenos, de igual forma, esta puede evitar el crecimiento y propagación del cáncer de colón a otras áreas del cuerpo.

Así que la conclusión de los investigadores fue que los alimentos que contienen inulina, como la jícama, pueden reducir significativamente las posibilidades del desarrollo de cáncer colorrectal cuando este se da en las primeras etapas de desarrollo del cáncer.

¡Los potentes y fabulosos beneficios de la jícama! 4
¡La jícama tu aliado contra el cáncer!

Propiedades de la jícama.

Este delicioso tubérculo es rico en nutrientes y bajo en calorías, consumirlo te aporta 25% del valor diario requerido de fibra, además de contener una fibra infundida con inulina oligofructuosa, la cual no tiene calorías y no es metabolizada por el cuerpo.

100 gramos de jícama contienen 1.3 gramos de proteína, 9.9 gramos de carbohidratos y 39.9 calorías. Además, su composición es 87% agua, se utiliza comúnmente como fuente de almidón. De igual forma, la jícama contiene, en una porción, el 44% del valor diario requerido de vitamina C.

Asimismo, contiene en cantidades adecuadas vitaminas del complejo B, así como otras vitaminas esenciales, entre las que se encuentran: foltatos, tiamina, piridoxina, ácido pantoténico; y minerales tales como, magnesio, hierro, manganeso, potasio, calcio y cobre.

Toda esta amplia variedad de propiedades le concede a la jícama los múltiples beneficios que esta trae para la salud, por lo tanto es un alimento muy favorable, así que consúmelo más, si su sabor no te basta, aquí te dejamos 10 razones por las que debes consumir Jícama.

10 razones por las que debes consumir jícama:

  1. Mejora la absorción del calcio: La inulina, tiene la virtud de contribuir con la absorción del calcio obtenido de otros alimentos, lo que a su vez ayuda a fortalecer los huesos y prevenir enfermedades como la osteoporosis.
  2. Es un alimento probiótico: Su ingesta ayuda al crecimiento y desarrollo de las bacterias que componen la flora intestinal, bacterias que promueven un colon más saludable y una inmunidad balanceada.
  3. Es un excelente antioxidante: La jícama contiene vitamina C en buenas cantidades, esta vitamina favorece la recolección de radicales libres, protegiendo al cuerpo de diferentes padecimientos como cáncer, inflamaciones, virosis e infecciones.
  4. Promueve la salud cardiaca: Ya que contiene potasio, la jícama, es un gran aliado para contribuir con la reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiacas.
  5. Optimiza las funciones cerebrales: Esto se le atribuye a la vitamina C contenida en la Jícama.
  6. Contribuye con la pérdida de peso: Por su bajo contenido de calorías y alto contenido de fibra, la jícama es un buen alimento si tu objetivo es bajar de peso.
  7. Previene el cáncer de colon: Como se mencionó anteriormente, la inulina contenida en las jícamas ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de colon.
  8. Posee un índice glicémico bajo: Por su escaso contenido de glicemia, este tubérculo es ideal como alimento para personas que padecen diabetes.
  9. Mejora la digestión: Por lo hidratante que es y su alto contenido de fibra, la también llamada pelenga, contribuye a mejorar la digestión
  10. Ayuda a sanar heridas: La vitamina C es fundamental para la producción de colágeno, proteína que también tiene un rol importante en el tejido conectivo del cuerpo. Gracias a la vitamina C que contiene la jícama, consumirla ayuda a agilizar el proceso de curación de heridas como cortadas, quemaduras, fracturas, etc.
¡Los potentes y fabulosos beneficios de la jícama! 5
¡Las maravillosas propiedades de la jícama!

Son numerosas y significativas las razones por las que la jícama es considerada más que sólo un alimento rico, sino también sumamente saludable. Así que empieza a agregarla más en tus comidas, su sabor dulce alegrará tu paladar y sus propiedades serán promotoras de una mejora en tu salud en general.

Salud y nutrición TV.